lunes, 1 de marzo de 2010

Espíritu Celeste (Susana Páez)

Huele a lluvia
siempre que se riegan versos
en la orilla del mar

Huelen a sal
las lágrimas derramadas
entre troncos que van a la deriva
en el río de los sueños;

Quisiera ser un ángel
y abrir mis alas
para posarlas
en torno a tu cuerpo
y que permanecieras
muy pegado a mi pecho
oyendo uno a uno
los latidos

de mi pensamiento

4 comentarios:

MURIOLAMAGIA dijo...

Como se puede describir con esa dulzura sensaciones tan hondas...?siento como un escalofrio cuando penetran en mi metaforas como...

"Huelen a sal
las lágrimas derramadas
entre troncos que van a la deriva
en el río de los sueños"

Sencillamente...delicioso.
Gracias por dejarme descubrirla.

Mi mejor sonrisa para ti.

Gaby Suskind dijo...

Simplemente Maravilloso esos olores y sensaciones

Un abrazo

Javier dijo...

excelente!

santiago tena dijo...

que así sea, que ese amor se dé

me gusta esta poeta