jueves, 8 de abril de 2010

Caída libre (Ybris)

No era entonces andar lo perentorio
sino el hecho sencillo de dejar
que la vida tendiera su espacio generoso
para tomar aquello que nunca nos negaba.
Pero con el transcurso de los años
caminar se nos ha hecho imprescindible
para encontrar motivos y alicientes.
De lo nuevo a lo viejo la senda es cuesta abajo:
de lo viejo a lo exhausto es ya caída libre.
Descubrir lo ignorado en esta etapa
sabe al inmenso esfuerzo de agarrarse
a la áspera pared ante la que caemos.

http://nomequedo.blogspot.com/

2 comentarios:

eltauromquico dijo...

Cuando los años nos pisen
y miremos el sendero vencido
sera mas facil recordarte
con cariño y nostalgia...

verso y palabra dijo...

será la nostalgia quien haga despertar al recuerdo

gracias por tu visita

un abrazo